Mal recuerdo

Su playlist le jugó una mala pasada, y sonó una canción que no debería sonar. No ahora. No cuando hace tanto frío y tienes el corazón hecho trizas.

Ni siquiera pudo llorar. Se avovilló, y escondió la cabeza entre sus rodillas.

Cada acorde, cada nota de la melodía eran dardos lacerantes que se enterraban en cada uno de los rincones de su cuerpo. Su cabeza fue invadida por una sucesión de imagenes y sensaciones inconexas, pero con sentido: Gabriel.

De pronto, todo cuanto había querido enterrar en el pasado lejano emergió a la superficie y Margarita recordó cada uno de los momentos felices que vivieron juntos… Un vertiginoso caudal de momentos que no hicieron más que agravar el dolor que se extendía por su cuerpo.

En ese momento decidió que no habría más música en su vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: